ARCHIVO DE ARTÍCULOS

Idioma: ESPAÑOL

Economía de Comunión; alternativa para una mejor sociedad

Conferencia del profesor Giuseppe Argiolas en la Universidad UPAEP de Puebla (México)

Eloisa Landero

Publicado en Puntual el 15/02/2017

170216 argiolas

Puebla, Pue. La crisis  mundial que se está viviendo no es sólo económica, también es ética y cultural, debido a que la perspectiva tradicional de la Economía ve al hombre como un producto de utilidad sin cercanía con sus pares, por lo que se necesita una perspectiva que ponga la economía al servicio de la sociedad; debe haber un cambio de paradigma en donde la persona sea el centro, destacó Giuseppe Argiolas, catedrático extraordinario de Economía y Gestión de Empresas del Instituto Universitario de Sophia, en Italia.

El doctor en Economía explicó que la Economía de Comunión tiene que el fin de construir y mostrar una sociedad más humana, centrada en las relaciones más que en las interacciones, ya que son lo que hace plena a la persona. Manifestó que si bien es un paso importante que las empresas reconozcan que deben ser socialmente responsables, también hay que reconocer que existe una separación entre su operación y los programas en este sentido, falta unificar ambos criterios con el ser humano como lo más importante.

Para ello, el especialista manifestó que las empresas deben tener tres pilares: diálogo, confianza y reciprocidad,  así como instrumentos útiles para acrecentar esta relación de comunión, que implica dar y recibir enriqueciendo a la persona. El diálogo se refiere no sólo a hablar, sino también a escuchar e intercambiar proyectos y talentos en mutua pertenencia.

La confianza, explicó, es importante pues sin ella no se puede dialogar, es una cualidad importante para la persona y su comunidad, que tiene la virtud de crear relaciones con una respuesta positiva.  Y la reciprocidad, en la práctica llama a construir relaciones positivas de mutua asistencia, más allá del contrato.

Por lo tanto, la empresa debe poner su estrategia, valores e identidad en una orientación social, al poner al centro de su actividad a las personas y sus relaciones. Las empresas entonces, requieren de tres características: sensibilidad, que implica la capacidad de comprender las necesidades de un ambiente y de las personas que trabajan a su interior; la responsabilidad de responder a los problemas del contexto en que trabaja; y la generalidad, que es ser capaces de construir espacios de relaciones positivas y de comunión.

Giuseppe Argiolas manifestó que las empresas pueden ser un factor cultural muy importante, junto con la sociedad civil, de cambio de sistema que es lo que se busca. Indicó que la Economía de Comunión es una economía de mercado, pero desee una perspectiva diferente que no es capitalista. Ante la situación de Estados Unidos y su nueva presidencia, resaltó que es algo que preocupa no sólo a México sino a todo el mundo, incluyendo a Europa, por lo que hay que profundizar en la identidad del país y su perspectiva histórica y es momento de no cerrarse al mundo y buscar otras perspectivas.

Finalmente, sobre esta tendencia de ver al ser humano como el centro de todo, responde a que se vive en la era del conocimiento, que es el recurso más importante y factor central del éxito de las empresas. Además, el mundo es muy complejo y ante ello la centralidad de la persona es muy importante, esperando que no sea una moda sino una cuestión central, por lo que continuando con esta tendencia se podrá esperar un mundo mejor a futuro.

Image

ARCHIVO DE ARTÍCULOS

Idioma: ESPAÑOL

Filtrar por Categorías

© 2008 - 2022 Economia di Comunione (EdC) - Movimento dei Focolari
creative commons Questo/a opera è pubblicato sotto una Licenza Creative Commons . Progetto grafico: Marco Riccardi - edc@marcoriccardi.it